TodosUnoTV

TodosUnoTV Deportes

TodosUno Eventos Multiplataforma




 
  28-03-2024
 

Primera C: Catástrofe en el Gabino Sosa



 



Fecha 09 del torneo de la C, y Central Córdoba recibe en el mítico Gabino Sosa a Yupanqui, en una tarde que resultará muy dolorosa, tal vez como ninguna, para toda la gente del charrúa y eso que somos una hinchada que le tocado pasar por muchos sinsabores, pero el de hoy habiendo perdido de local por goleada contra el equipo más chico afiliado directamente a AFA nos pone en un lugar en dónde nunca estuvimos. Lo que acabo de decir de Yupanqui fue con todo respeto, pero ellos bien saben que hasta el apodo que tienen, El Trapero, se debe a que en su estadio había siempre más trapos que hinchas, hasta recuerdo una publicidad en la que la hinchada de este club de Villa Lugano entraba toda en un FIAT 600.

Pero en la cancha son 11 contra 11 y los muchachos de la visita no llegaron a Rosario a aguantar en defensa su partido, al minuto de juego llegó al área del local sumando mucha gente al ataque, dejando sólo a su centrodelantero Giménez frente a Colombo que logró salvar con el pie, el rebote salió del área la tomó nuevamente la gente de Yupanqui, abrieron el juego para que Videla pateara desde afuera, el balón que roza en un jugador dentro del área y se mete contra el palo más alejado el arquero charrúa haciendo inútil su estirada. Todavía se estaban acomodando los equipos en los bancos de suplentes y la visita ya ganaba 1 a 0.

Aún no era el momento de desesperarse ya que quedaba casi todo el partido por delante y pensábamos que lo más seguro era que el CC no sólo lo empatase sino que lo diese vuelta. Pero el equipo no mostró ni reacción ni orden táctico. No se daban dos pases seguidos, los jugadores estaban diseminados por el hermoso césped del Gabino sin entender que hacer, que función cumplían y para colmo de males a los 12 minutos el delantero con nombre de actor francés, Jean Rousseau, anota el segundo luego de una muy buena jugada del trapero que se inicia en una pérdida insólita del balón en el medio por parte de Madero que estando rodeado de compañeros de equipo en vez de tocar prefiere tratar de gambetear a toda la escuadra rival, se la quitan y con el equipo a contramano, los muchachos de negro tocaron de primera hasta dejar al francesito marcar el segundo tanto con tan sólo un toque a medio metro de la raya de gol.

Los jugadores rosarinos pierden los estribos, meten piernas demasiados fuertes y se van al descanso con dos pepinos en la canasta y cuatro amonestados, se podría decir que alguna de las amarillas fueron un tanto apresuradas o exageradas pero ese mal árbitro que es Alejandro Porticella no inclinó la balanza para ningún lado y de tan malo que es no fue parcial, al Charrúa le terminó perdonando más de una roja e incluso no cobró un claro penal de Senra.

El inicio del segundo tiempo arranca con cambios, el DT rosarino, saca a dos defensores, Jerkovic y Lechner para que ingresen Mustachi y Piccinini, quedando atrás Ramírez Bogino y Senra. Pero Yupanqui ingresa con el mismo ímpetu que el primer tiempo y a los 40 segundos, Balbachán, el mejor jugador de la cancha, ensaya un tiro de media distancia que descoloca a Colombo y pega milagrosamente en el travesaño.

Seguíamos esperando una reacción de Central Córdoba que no llegaba ni llegaría nunca, el equipo estaba totalmente enmarañado, nadie sabe si defender o atacar, si tocar de primera o intentar la individual, el único que puso algo de inteligencia fue Mustachi que con su calidad marcaba diferencia, pero nadie acompañaba ni el esfuerzo ni el talento del Gitano. Nuevamente pasamos a ser Colombodependientes que tuvo varias atajadas muy buenas y una sobresaliente a los 11 minutos del segundo tiempo que gracias a una volada cinematográfica logró salvar un impecable cabezazo en soledad de Giménez. Daba la impresión que cada vez que Yupanqui cruzaba la media cancha podía llegar el tercero y no tardó mucho en ocurrir a los 17 minutos nuevamente Rousseau define, esta vez con un perfecto cabezazo frente a toda la estática defensa charrúa y el 3-0 ya era lapidario.

Los jugadores de Central Córdoba navegan a partir de allí, desde la apatía a la ira, como prueba alcanza la infantil expulsión que se gana Piccinini cansado de recibir de espaldas al arco y perder pelotas, le mete un codazo a un jugador visitante bajo la atenta mirada del árbitro que lo manda a las duchas temprano. Pavoni realiza cambios que en vez de mejorar empeoran la situación y gracias a Dios, Porticella demuestra que es tan mal árbitro como buena persona y termina el partido sin agregar ni un minuto de descuento.

Ahora vendrán caras extrañas a decirnos que la interna del club está brava, que Lancelotti renunció a la presidencia, tengo entendido que por meras causas de salud personal, que hay descontento de algunos dirigentes con Bauza, que los jugadores cobraron cinco días tarde, etc etc. No sé cuánto de verdad o mentira habrá en estos dichos, pero nada de eso justifica el papelón que hoy tuvimos que sufrir los charrúas, nuestra historia, nuestra camiseta no es digna de ser tan maltratada. No busco un chivo expiatorio, pero los que siguen mis comentarios bien conocen mi postura con la línea de tres y lo dije en esta campaña desde el principio, Pavoni se está cavando la fosa sólo, hace poco manifesté que la línea de tres es un sistema que se devora a los DT, al parecer será el nuestro el nuevo deglutido.

¿Cuántos puntos más debe regalar Central Córdoba para que su técnico comprenda que no funciona? Los defensores no saben ni dónde pararse, no saben quién sale y quien espera, los carrileros no saben si irse al ataque o quedarse a colaborar con la defensa que es un colador. De esta manera es que los jugadores se ponen molestos, obligados a hacer cosas que no sienten, a ocupar espacios que le resultan incómodos y partido a partido se juega peor, cada vez con menos confianza y deriva en este desastre en el que se encuentra nuestro actual plantel.

Tampoco quiero deslindar de toda responsabilidad a los jugadores, siempre los he defendido, más que nada en este caso en el que se trata de una plantilla formada mayormente por jugadores de ligas del interior de la provincia y que deben adaptarse al duro torneo de la Primera C, pero lo primero que deben entender que esto no es para caprichosos, que no es un torneo de potrero en dónde te queres gambetear a todos y que nunca se deben bajar los brazos ante la adversidad, jamás dejarse ganar por la desidia. Pero claro, si el primer caprichoso es el técnico…

Hoy tanto el cuerpo técnico cómo los jugadores nos deben una recuperación que esté a la altura del daño ocasionado, que es mucho, más allá de lograr o no el tan ansiado ascenso, o de sumar puntos. Yo siento un dolor profundo de ver lo que vi hoy, porque ni siquiera la derrota en el clásico produjo tanto sufrimiento, porque un clásico es un clásico y en la cancha no merecimos perder, como se lo reconoció la hinchada, pero lo de esta tarde a quedado grabado a fuego en nuestras retinas y alma. Si no están dispuestos a pagar esta deuda, entonces su destino futbolístico está en otro lado y les deseo la mejor de las suertes.

El Agrio - Pablo Adrián Strafaccio

 

 





Autor: Pablo Adrián Strafaccio
Visitas: 556

 






 

 

Oslo 381 -Lomas de Zamora- Bs.As. - Argentina

Director General: Eduardo Piedrabuena

Direccion de Email: info@todosunotv.com.ar


TodosUnoTV



TodosUnoTV


TodosUnoTV Deportes

TodosUnoTVPlus


TodosUno Eventos Multiplataforma

 

Prohibida su reproducción total o parcial, todos los derechos reservados ecoestadistica.com

Seguinos en